Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
POSTS
10
Junio 2017
¡Hola mundo!
16
Diciembre 2015
Improve in Every Move
16
Diciembre 2015
Analyse Your World
16
Diciembre 2015
Word Wide Services
16
Diciembre 2015
Steps of Success Rule
16
Diciembre 2015
Rand Fishkin
16
Diciembre 2015
We Proud to Our Results
16
Diciembre 2015
Incremental Way to Future
16
Diciembre 2015
SEO Will Save Some Money
SEARCH
SHOP
Your address will show here +12 34 56 78
  • Text Hover
ODS en el Contexto Nacional

  • Text Hover
¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) retoman los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y buscan consolidar los avances de estos, así como concretar los retos que quedaron planteados para los próximos años. 

Los ODS definen la nueva Agenda de Desarrollo Global hacia el año 2030. Se trata de un conjunto integrado de objetivos globales, voluntarios y de aplicación universal que buscan un equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental del desarrollo sostenible, con el propósito de alcanzar mayores niveles de bienestar en el mundo, orientados por el lema de “No dejar a nadie atrás”.

En total, se trata de 17 objetivos y un conjunto de 169 metas asociadas con las tres dimensiones del desarrollo sostenible (social, económica y ambiental) y con esferas relacionadas con la dignidad, las personas, el planeta, las alianzas, la justicia y la prosperidad. 

En Septiembre de 2015, la Agenda 2030, fue adoptada por los países, y en marzo de 2016 se aprobaron los indicadores globales que medirán el cumplimiento de las metas ODS. Está previsto que se construyan indicadores regionales y en un proceso paralelo los indicadores del país.

Los ODS en Colombia

El compromiso de Colombia con la Agenda Post-2015 es claro desde un inicio: basta recordar que fuimos el país que en el año 2011 elaboró la propuesta de establecer unos Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), presentada para su consideración por las Naciones Unidas por primera vez el 27 de Mayo de 2011 en un encuentro realizado en Nueva York. 

Rápidamente aceptada como parte del proceso de negociaciones, previo a la reunión de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, que tuvo lugar en Río de Janeiro entre el 20 y el 22 de junio de 2012 (Río+20), cuyo documento final titulado “El futuro que queremos” dedica los párrafos 245 a 251, a establecer las grandes directrices generales que deben guiar los ya oficialmente denominados ODS. Se sostiene allí que los objetivos deben abordar e Incorporar de forma equilibrada las tres dimensiones del desarrollo sostenible y sus interrelaciones, y deberán ser coherentes con la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo con posterioridad a 2015, e integrarse en esta, lo cual contribuiría al logro del desarrollo sostenible e impulsaría la implementación y la integración del desarrollo sostenible en el sistema de las Naciones Unidas en su conjunto (párr. 246).

El compromiso de Colombia hacia el cumplimiento de los ODS se evidencia en la incorporación de 92 de las 169 metas de dicha agenda global en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 “Todos por un nuevo país”, constituyéndose en un referente internacional para avanzar hacia el desarrollo sostenible

Con el claro objetivo del país, de asumir los compromisos derivados de la Agenda 2030 representados en los ODS, objetivo que no es ajeno al sector minero energético, resulta relevante destacar el enfoque nacional de integración y agregación de desafíos en materia de sostenibilidad. Con esa lógica, abordar los ODS implica necesariamente hacerse cargo de otros compromisos de relevancia para el país, además de optimizar esfuerzos y responder con el menor número posible de indicadores al seguimiento de ellos.  

El anterior argumento ampliamente difundido por DNP en las presentaciones oficiales realizadas en su calidad de Secretaría técnica de los ODS, como se ve en la figura 1. En ella se señala en un nivel conceptual, la integración de políticas y compromisos de país en función del aporte y cumplimiento que pueda hacerse de los ODS en los próximos 15 años. Es decir, hacerse cargo de la mayor cantidad posible, de las 169 metas establecidas a nivel global, supone también cumplir con otros desafíos establecidos a nivel nacional.   

Figura 1. Integración de las agendas y políticas públicas nacionales en función de los ODS

  • Text Hover

Según el DNP, la agregación comienza desde los acuerdos de paz recientemente establecidos. Los cuales están alineados con 50 metas ODS. Por su parte, los desafíos implicados en el ingreso de Colombia a la OCDE, implica que sean abordadas 87 metas ODS. En la misma línea, 88 metas ODS están relacionadas con la estrategia nacional de Crecimiento Verde. Mientras que el punto más alto de alineación se encuentra con el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 “Todos por un Nuevo País”, el cual incorpora 92 metas ODS. Así mismo, señalan que aproximadamente un 86% de las metas ODS tiene acciones de política pública relacionada a nivel nacional.  

 

Sin embargo, todavía no es posible contar con la cifra definitiva de cumplimiento de metas, en tanto ese proceso se encuentra en pleno desarrollo, que culmina con la definición de las metas ODS que va a implementar Colombia de aquí al 2030, las cuales se consignarán en el documento CONPES de política de implementación de los ODS a nivel país.

Información obtenida en reuniones de trabajo con DNP y DANE, realizadas el 14 y 15 de febrero respectivamente.

Marco metodológico de contribución del sector a los ODS

Como metodología general de aproximación sectorial a los ODS, se propone un abordaje desde lo general a lo particular mediado por tres niveles de análisis, como se observa en la figura 2:

1) Un nivel Macro que considera el desarrollo internacional en torno a la Agenda 2030 y los ODS como un marco global de sostenibilidad; 2) Un nivel Meso, definido por la coherencia entre las principales políticas del sector minero energético con las 169 metas ODS de los 17 objetivos y 3) Un nivel Micro, que busca encontrar compatibilidades preliminares entre los indicadores de reporte ODS y los temas prioritarios de sostenibilidad sectorial.

Figura 2. Aproximación sectorial

  • Text Hover

Fuente: elaboración propia

Además, se definieron y desarrollaron 5 pasos metodológicos que, en conjunto, buscan identificar como ejercicio preliminar para el sector, el marco de contribución respecto a los ODS, como se observa en la figura 3.

Figura 3. Marco de contribución sectorial al reporte y seguimiento ODS

  • Text Hover

Fuente: elaboración propia

El paso 1, consistió en una revisión de documentos nacionales e internacionales que expliciten el tema de los ODS, en diferentes niveles de aproximación: a) Internacional: con contribuciones del panorama mundial y desafíos de los ODS, mayoritariamente con base en los aportes de organismos de las  Naciones Unidas; b) Nacional: Con ejemplos de implementación nacionales y de avances en indicadores nacionales de reporte y seguimiento; y c) Sectoriales: con experiencias de priorización, implementación y/o uso de indicadores ODS a nivel sectorial, con especial énfasis en el minero energético

El paso 2 permitió identificar y seleccionar dos fuentes de información, con el fin de priorizar ODS de mayor relevancia para el sector:

    1. Documentos de política y planeación relevantes del sector minero energético.                 Se utiliza como referencia metodológica, el paso 1 del ejercicio de identificación de ODS relevantes para el sector ambiental, desarrollado por DNP.
    2. Referentes internacionales para la relación del sector minero energético y los ODS, con especial énfasis en documentos desarrollados por organismos de Naciones Unidas.

El paso 3 utilizó la matriz de corresponsabilidades de Colombia frente a los ODS, que señala aquellas metas que aplican al gobierno nacional y/o a entidades territoriales, así como también si requieren un trabajo internacional o con el sector privado. La matriz se complementó con un análisis de la coherencia política del sector minero energético frente a los ODS, al relacionar las metas con los documentos de política, en función de coincidencias encontradas mediante el uso de descriptores.  

El paso 4 estableció las equivalencias y/o compatibilidades entre los indicadores del SISME y los indicadores de reporte ODS, con el fin de encontrar aquellos indicadores que ya se encuentran operando en el SISME, así como aquellos que se reportarán a nivel nacional y que puedan complementar y fortalecer los temas prioritarios sectoriales de sostenibilidad.   

El paso 5 permitió señalar las estrategias genéricas utilizadas por DANE y DNP para la implementación, reporte y seguimiento de los ODS a nivel nacional, y las relaciones y acciones que se deben establecer a nivel sectorial.  Se utiliza como referencia metodológica, el paso 1 del ejercicio de identificación de ODS relevantes para el sector ambiental, desarrollado por DNP.

Los ODS como hoja de ruta para la sostenibilidad del sector minero energético de Colombia.

En el año 2015, se aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que establece los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el período 201KJ5-2030. La agenda continúa y focaliza a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), trabajados a nivel mundial entre el 2000 y 2015. Los ODS son una hoja de ruta integral y global, que busca alcanzar una inclusión social, la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico.

 

Los ODS responden a tres principios fundamentales, que orientan el accionar e implementación de cada uno de sus 17 objetivos y 169 metas comprometidas. El primero de ellos es su integralidad, que implica considerar los vínculos existentes entre las dimensiones económica, social y ambiental de la Agenda 2030, cada una con igual nivel de importancia. El segundo principio es el de la universalidad, en tanto los ODS aplican para todos los países y cada uno de los agentes de la sociedad (sector privado, público, sociedad civil). El tercer y último principio se ocupa de que nadie se quede atrás. Los Objetivos y sus metas asociadas, son para todas las personas y la sociedad en su conjunto.

Dada la complejidad de los objetivos, por su alcance temático, y la variedad y cantidad de asuntos que abordan, resulta pertinente clasificarlos en grandes áreas, que faciliten su comprensión y lectura. Esto sin perjuicio de que se deben abordar de manera relacionada y todos por igual. La figura 4 muestra a los 17 ODS en función de 6 áreas de importancia crítica, que agregan los esfuerzos de cada Objetivo respecto a 6 preocupaciones globales

 Sin embargo, cada país debe decidir la mejor forma de abordar los ODS en función de sus necesidades y áreas de acción prioritarias. En el caso de Colombia, se debe entre otros asuntos, resolver la manera de traducir e implementar la compleja agenda asociada a los ODS y sus metas, en una estrategia nacional viable y practicable. En ese sentido, algunas aristas gubernamentales son partidarias de que se realice una priorización de aquellos Objetivos que estén en mayor sintonía con el Plan Nacional de Desarrollo vigente, que tiene como pilares a la paz – equidad – educación. De esa forma, se podrían abordar las tres dimensiones que abarcan los ODS. Mientras que otros sectores piensan más viable la posibilidad de implementar un plan de acción específicamente orientado a un conjunto determinado de ODS prioritarios para el país, con un enfoque gradualista que permita ir abordando el resto en el tiempo. Jeffrey Sachs, líder mundial en materia de ODS, identificó a 8 de los 17 ODS como de especial importancia para el contexto colombiano, en una primera etapa de implementación, lo que implica focalizar y converger los esfuerzos de la política pública en esa línea. Destaca los Objetivos: 2 (Hambre), 4 (Educación), 7(Energía), 10 (Desigualdad), 11(Ciudades), 13 (Clima), 16 (Paz) y 17(Alianzas).

  • Text Hover

En ese sentido, el desafío consiste en adaptar los 17 ODS al contexto colombiano de una forma rápida y efectiva, mediante el desarrollo de políticas públicas y la incorporación de ellos en los planes de desarrollo a nivel local, como una vía de soporte al cumplimiento de las metas. Así mismo, está el reto país de aterrizar la Agenda mediante la generación de sinergias entre los diferentes sectores del Estado Colombiano, con el fin de potencializar el cumplimiento de los ODS y sus desafíos en materia de sostenibilidad

Ahora bien, si la discusión se centra en las relaciones existentes entre el sector minero energético y los ODS, el asunto es mirar que la contribución sectorial a la implementación y cumplimiento de los Objetivos y sus metas, representa una oportunidad única para convertir los impactos negativos asociados al sector, en una contribución positiva para la sociedad. Esto porque si se remite a las 6 áreas críticas de los ODS señalados anteriormente en la figura 4, encontramos que el sector tiene una cuota importante de responsabilidad en los temas de sostenibilidad que se intenta refrendar con la implementación de los ODS (entre otros, degradación ambiental, emisiones de carbono, acentuación de la desigualdad económica y social).

Problemáticas señaladas para el caso específico de la minería, pero que acá se consideran son transversales al sector. Ver más

Un ejercicio interesante de realizar, es contrastar las áreas de importancia crítica con los ODS que pueden ser prioritarios a nivel sectorial. Con el fin de analizar el compromiso del sector en materia de sostenibilidad, y cómo los temas considerados más relevantes se condicen con preocupaciones globales respecto al desarrollo sostenible. De esa manera se podría dimensionar la importancia de los ODS como hoja de ruta para el sector, en un avance permanente y sostenido hacia la sostenibilidad. PNUD. 2016. Objetivos de Desarrollo Sostenible.